Artículos

Artículos

Explora esta sección y descubre propuestas sobre cómo trabajar con tus asesorados, comunicarte con ellos, establecer empatía y brindarles retroalimentación. También encontrarás algunas recomendaciones y estrategias para mejorar como asesor. No te olvides de compartir tus opiniones y experiencias en los comentarios.

Una costumbre cada vez más presente al realizar los deberes diarios es hacer varias actividades simultáneamente, pues la idea de que ser multitasking es necesario para ser más productivos y ahorrar tiempo está firmemente implantada en nuestro pensamiento. Sin embargo, no por ello es cierto. Ben Schneider (2011) afirma que ser “multitask” resta atención a las tareas más importantes porque se pierde la concentración.

Existen múltiples estudios serios que constatan que el cerebro humano no debe -y de hecho, no puede- prestar atención a más de una tarea a la vez, por ejemplo un estudio de la Universidad de Surrey (2015) afirma que no se puede mantener la atención por mucho tiempo porque ésta se dispersa y pierde el propósito de la tarea. Se han desarrollado métodos de administración de tiempo que pretenden ayudar para  ser más eficaces y disfrutar del trabajo.

La Técnica Pomodoro -creada por el italiano Francesco Cirillo (2013) se basa en un principio básico: el cerebro funciona mejor cuando concentra toda su atención en un solo concepto por periodos cortos de tiempo (25 minutos), seguidos por momentos de descanso (5 minutos); programando siempre las actividades que se deben realizar durante el día. Lo anterior permite deducir que los descansos ayudan a la relajación y gestionar las interrupciones.

Así funciona la técnica: La unidad básica de tiempo -es decir, los 25 minutos- se llaman ‘pomodoro’ y durante este lapso es vital la concentración, en una sola actividad, dejando a un lado cualquier elemento que sea un distractor -celular, correo electrónico, televisión, teléfono-; al finalizar cada ‘pomodoro’, inmediatamente dejamos de trabajar y tomamos un descanso de 5 minutos, al terminar éste, se continúan  las labores. Cada cuatro ‘pomodoros’ se toman recesos de entre 15 y 20 minutos.

 

Asimismo, en la Técnica Pomodoro es importante seguir ciertas etapas:

  1. Planear: Hay que decidir qué tarea es prioritaria. De este modo, se pueden jerarquizar los pendientes e imaginar cuánto tiempo tomará hacer cada uno.

  2. Anotar: Una vez que hemos decidido qué hay que hacer, se requiere anotarlo. Es recomendable tener dos listas: una para el trabajo que se debe realizar hoy (dejando un espacio para anotar cualquier actividad que no estaba planeada y es urgente) y otra para los pendientes a largo plazo.

  3. Registro: En nuestra lista de actividades podemos ir marcando cuántos ‘pomodoros’ se necesitan para cada actividad y cuáles ya se han terminado.

  4. Proceso: Mantener en mente las reglas de la técnica, esto es: una tarea a la vez, sin distracciones y respetando los tiempos de cada ‘pomodoro’, así como los recesos.

Pese a que los únicos instrumentos indispensables para implantar la técnica son una pluma, dos hojas y un reloj o cronómetro, su sitio oficial  ofrece la posibilidad de descargar material digital como herramienta de ayuda.

También existen aplicaciones y software -no oficial- que se puede descargar y facilitarán el uso de la Técnica Pomodoro si se necesita usar la computadora; el más completo es PomodoroApp, que puede usarse tanto en Mac como en Windows.

Finalmente, es importante tener en cuenta que, como todo método, la Técnica Pomodoro tiene límites, pues no es recomendable su uso cuando se está realizando un pasatiempo porque, de este modo, lo convertiremos en una carrera contra el reloj en lugar de un gusto. Por otro lado, hay actividades en las que será molesto escuchar una alarma cada 25 minutos, sin embargo, valdría la pena probar un cambio en la administración de tiempo y ver si, en efecto, se obtienen  buenos resultados.

Licencia de Creative Commons
Técnica Pomodoro, una forma de administración de tiempo by Fernanda Manrique is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Autor

Fotografia del Autor

Autor Artículo

María Fernanda Manrique Hernández

Email Autor

Fuentes de Consulta

  1. Cirillo, F. (2013). The Pomodoro Technique. Recuperado de http://cirillocompany.de/products/pomodoro-technique-book

  2. Schneider, B. (2011). La verdad sobre el “multitasking.” Recuperado de http://www.indracompany.com/sostenibilidad-e-innovacion/neo/blog/articulo/la-verdad-sobre-el-multitasking

  3. Surrey University (2015) Concentration Well being recuperado de http://www.surrey.ac.uk/currentstudents/health/