Artículos

Artículos

Explora esta sección y descubre propuestas sobre cómo trabajar con tus asesorados, comunicarte con ellos, establecer empatía y brindarles retroalimentación. También encontrarás algunas recomendaciones y estrategias para mejorar como asesor. No te olvides de compartir tus opiniones y experiencias en los comentarios.

¿Alguna vez te has enfrentado a algún problema de aprendizaje con alguno de tus asesorados? o ¿tu alumno no sabe cómo estudiar? Partiendo del hecho que una de las funciones de la asesoría universitaria es el acompañamiento en la formación académica del alumno, es menester entonces que el asesor sepa sobre los distintos estilos de aprendizaje que existen. Esto con la finalidad de guiar a tu asesorado en el descubrimiento del aprendizaje que más se le adecúe o que más se le facilite, y así, lograr el cumplimiento de objetivos educativos. Para hacer esto, sin embargo, es fundamental explicar ¿qué significa el término estilo de aprendizaje?

Se empezará primero por definir rápidamente el concepto de aprendizaje; éste alude al “enriquecimiento y la transformación de las estructuras internas del individuo (González, 2001,p.2) ”. Es decir, alude a un cambio cognitivo al adquirir nuevas experiencias. El estilo de aprendizaje es aquél que “refiere al hecho de que cada persona utiliza su propio método o estrategia a la hora de aprender (Navarro, 2008,p.14)”. O sea que el estilo de aprendizaje es la preferencia de procedimiento que toma cada aprendiz para adquirir nuevas experiencias. Es importante, entonces, saber que cada alumno aprende de distinta forma y a distinta velocidad (p.15).  

Ahora bien, para que el asesorado detecte el estilo con el que más se identifica, es necesario que el asesor le explique los distintos estilos que hay (p.18):

Aprendizaje visual: Es aquél en el que el alumno aprende preferentemente a través del contacto visual con el material educativo:

  • Las características de estos alumnos son que piensan en imágenes, siendo capaces de traer a la mente mucha información a la vez, por lo mismo suelen absorber grandes cantidades de información con rapidez.

  • Son más abstractos debido a que visualizan ideas y conceptos.

  • Recuerdan mejor lo que leen que lo que escuchan.

  • Las representaciones visuales (lectura, películas, gráficas, diapositivas) son las mejores herramientas para que aprendan.

Aprendizaje auditivo: Es aquél en el que el alumno aprende preferentemente a través del contacto auditivo con el material educativo:

  • Prefieren los contenidos orales ya que son buenos escuchándolos y luego explicándolos a otra persona.

  • Se adaptan a la clase expositiva.

  • Son excelentes prospectos para aprender idiomas.

  • Recuerdan mucho mejor lo que escuchan de lo que leen.

  • Las lecturas orales, discos, pláticas y ponencias son las mejores herramientas para que aprendan.

Aprendizaje Kinestésico: Es aquél en el que el alumno aprende preferentemente teniendo una interacción física con el material educativo.

  • Necesitan asociar los contenidos con movimientos o sensaciones corporales.

  • Sus aprendizajes son más lentos y se desempeñan mejor en tareas de tiempo limitado y con descansos frecuentes.

  • Las actividades físicas, el dibujo y la pintura, los experimentos de laboratorio, los juegos de rol, etc. son las mejores herramientas para que aprendan.

Para que el asesorado conozca cuál de estos es el que más se le acomoda, se recomienda lo siguiente:

  1. Que el asesor y el asesorado tengan una cita dirigida solamente al encuentro del estilo de aprendizaje. Para esto el asesor entablará un diálogo con el alumno explicándole los distintos estilos de aprendizaje. Además, el asesorado puede realizar un ejercicio muy práctico para encontrar la respuesta. Este ejercicio consta de que el alumno seleccione una materia del semestre que está cursando (mejor si ésta se le dificulta).

  2. Después, seleccionará el contenido de algún trabajo o tarea de la materia y elegirá la(s) herramienta(s) de aprendizaje de alguno de los estilos mencionados anteriormente. Estudiará ayudándose de esta(s) herramienta(s) para realizar el trabajo.

  3. En un siguiente trabajo o tarea el asesorado tendrá que escoger la(s) herramienta(s) de algún otro estilo de aprendizaje (que no sea el que escogió la vez anterior), y así sucesivamente.

  4. Al finalizar el asesorado deberá ver qué trabajo/tarea fue en el que tuvo mejor rendimiento y así identificar el estilo más eficaz para él/ella.  

Es necesario notar que aunque a un alumno le sea más conveniente un estilo de aprendizaje, siempre puede ayudarse de otros para tareas específicas en donde sea más adecuado ese estilo de aprendizaje.

Licencia de Creative Commons
¿Cómo ayudo a mi asesorado a conocer su estilo de aprendizaje? by Armando Alemán Juárez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Autor

Fotografia del Autor

Autor Artículo

Armando Alemán Juárez

Biografia

Pedagogo por la Universidad Panamericana, especialista en desarrollo de contenido e investigación del Centro de Innovación Educativa (CIE).

Email Autor

LinkedIn

Fuentes de Consulta

  1. González, Virginia. (2001). Estrategias de enseñanza y aprendizaje. Pedagogía dinámica. México: Editorial Pax.
  2. Navarro, Manuel. (2008). Cómo diagnosticar y mejorar los estilos de aprendizaje. Asociación Procompal.

Material Externo


En estos sitios encontrarás el test para evaluar a tu asesorado para que  encuentre el estilo de aprendizaje que más se adecúa a su proceso cognitivo: http://www.estilosdeaprendizaje.es/menuprinc2.htm