Artículos

Artículos

Explora esta sección y descubre propuestas sobre cómo trabajar con tus asesorados, comunicarte con ellos, establecer empatía y brindarles retroalimentación. También encontrarás algunas recomendaciones y estrategias para mejorar como asesor. No te olvides de compartir tus opiniones y experiencias en los comentarios.

El rendimiento académico de los estudiantes se puede ver afectado por distintos factores que se encuentran fuera de tu alcance. Un ejemplo pueden ser los malos hábitos,  así como las pocas horas efectivas de sueño que tienen los alumnos.

Existen diferentes estudios que comprueban que la falta de sueño en los jóvenes afecta su rendimiento académico. Fitzpatrick (2013) afirma que “la falta de sueño  deja a los jóvenes estudiantes más emocionalmente volátiles, con menos capacidad de concentración y físicamente problemáticos a la hora de aprender”.

Con frecuencia los jóvenes tienden a postergar las labores universitarias  y comienzan a realizarlas en la noche, pensando que su cuerpo no requiere mucho tiempo de descanso, pero eso es un error, ya que los expertos demuestran que la falta de sueño puede ocasionar futuros problemas como irritabilidad o somnolencia, entre otros.

Es común que la vida de los estudiantes se encuentre inmersa en grandes cargas de trabajo, por lo que es probable que el tiempo no le sea suficiente para realizarlas; Es por ello que conviene que el asesor ayude a sus asesorados a planear estrategias para aprovechar mejor su tiempo disponible y no sacrificar sus horas de sueño.

 

Es importante que los asesorados diseñen una planeación en la cual organicen el tiempo que van a invertir en las distintas tareas, asignándose un horario para irse a dormir y procurar respetarlo, tal como se hace al inicio y al final de las horas de clase. La división de la carga de trabajo y  el uso de una agenda, son parte de una buena organización.

Algunos tips  para que las horas de sueño de los estudiantes resulten más efectivas:

Tener una rutina relajante antes de dormir. Evitar el uso de electrónicos, ya que éstos despiertan al cerebro y es más difícil conciliar el sueño. Leer un libro o bañarse antes de dormir, relaja el cuerpo y el descanso es más efectivo.

  • Cubrir las necesidades alimenticias antes de dormir. Conviene ingerir una cantidad no muy abundante ya que, de lo contrario, podría haber sensación de pesadez.

  • El ejercicio ayuda a que el cuerpo se relaje y descanse más por la noche. por lo que se recomienda que se realice alguna actividad aeróbica en la tarde, lo que ayudará a dormir mejor.

  • Es importante recordar que la cama únicamente es para dormir: por lo que se recomienda que no se ocupe para realizar  trabajos pues el cuerpo lo asocia con el descanso y esto podría complicarlo.

Es posible que los alumnos no estén conscientes de la necesidad de dormir suficientes horas al día, por lo que es importante motivar a los estudiantes para que cuiden y mantengan sus hábitos de sueño, de manera que éstos produzcan  resultados positivos en su vida personal y académica, de lo contrario, las consecuencias negativas podrían repercutir a lo largo de toda la vida.

Licencia de Creative Commons
¿Qué estrategias le puedo recomendar a mi asesorado para que exista un balance entre las horas de estudio y las de sueño que necesita? by http://asesoria.up.edu.mx/articulo/qu-estrategias-le-puedo-dar-mi-asesorado-para-que-exista-un-balance-entre-las-horas-de is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License

Autor

Autor Artículo

Georgina Montserrat Armesto Camargo

Fuentes de Consulta

Fitzpatrick. (2013). Falta de sueño: la pesadilla de los estudiantes. Recuperado de http://www.bbc.com/mundo/noticias/2013/05/130506_falta_de_dormir_estudia...

Material Externo

Simples estrategias que puede ayudar a que tu asesorado mejore en sus técnicas de estudio: http://www.ugr.es/~ve/pdf/estudio.pdf

Sugerencias que pueden ayudar a que el alumno se organice y sepa aprovechar su tiempo a lo largo de su carrera profesional: http://www.supercollege.com/guide/guide.cfm?t_id=3&g_id=39&step=1
 

 

La memoria es un punto clave en materia de aprendizaje. Lieberman, 2012 afirma que la memoria es esencial para el aprendizaje ya que es la responsable de que la persona pueda retener información aprendida previamente.  Usamos la memoria prácticamente para todo. Es importante no solamente para la vida académica sino para tener una mente saludable. En la universidad, el alumno se ve expuesto a una gran cantidad de información que tiene que memorizar. En virtud de esto, es de suma importancia que el asesor conozca técnicas memorísticas que encaminen a tu asesorado a formar el hábito del aprendizaje permanente.

La memoria es “un sistema que permite al organismo que lo posee obtener y representar información del entorno, mantenerla durante periodos variables de tiempo y recuperarla y usarla de manera adecuada en el momento oportuno” (POUSADA, M., de la FUENTE, J. 2005, p. 188). Es decir, la memoria funciona como diferentes sistemas en donde cada uno obtiene y guarda distintos tipos de información del contexto que rodea a la persona. Es así como la memoria se divide en memoria sensorial, de trabajo y a largo plazo. La memoria a largo plazo es la que nos interesa ya que es en ésta donde se almacenan los conocimientos del mundo y de nuestro pasado además del lenguaje y otras áreas del conocimiento. (Pousada, 2012) afirma en su libro El déficit en los mecanismos de inhibición como hipótesis explicativa de la pérdida de memoria asociada a la edad  que dentro de la memoria se encuentran ciertos subsistemas encargados de procesar la información y recordar eventos específicos. La clave para el aprendizaje de ciertos contenidos universitarios es lograr “depositarlos” en la memoria a largo plazo especificamente dentro de la memoria declarativa.

Pero, ¿cómo se puede lograr esto? La clave está en la actividad, es decir, que el alumno estudie la información de manera activa. Para esto se deben considerar que la memorización y la comprensión están ligadas, no es posible memorizar sin hacer el esfuerzo de relacionar y ordenar. Éstas son algunas técnicas para memorizar contenidos de manera activa y ordenada:

  • Organizar: Facilita a la mente unos contenidos relacionados entre sí y englobados en marcos de referencia. Para memorizar gran cantidad de datos se pueden dividir en grupos reducidos que compartan similitudes. Puede recalcarse al asesorado que este paso ya implica un tipo de memorización ya que la memoria consiste en una serie de ordenaciones y relaciones semánticas.

  • Grabación: Este es el método tradicional de memorización. Sin embargo, un consejo es hacerlo con música, es decir, repetir las palabras pero con un ritmo acompasado. La otra manera de grabación es a través de la repetición en voz alta o cantando, literalmente, ciertas fechas o contenidos numéricos. Cabe recalcar que la estrategia de grabación es solo un complemento de estudio y sirve mejor cuando se usa en información concreta como fechas, lugares, nombres, etcétera.

  • Acrósticos: Son palabras inventadas y sin significado que se forman con las iniciales de una serie de conceptos por memorizar, por ejemplo: “holecomere” para recordar las técnicas de estudio, hojear, leer, comprender, memorizar y repasar.

  • Imágenes mentales: Asociar una imagen mental a un concepto. Por exageración, es decir, introduciendo desproporciones a las imágenes para que sean inusuales o sorprendentes y así recordarlas. Esta técnica funciona muy bien para personas que son más visuales que auditivas. Por movimiento, es decir, construir una historia de imágenes de los conceptos a memorizar.

  • Repasar: Cumple la función de actualizar los contenidos adquiridos para reducir la pérdida de de conocimientos. Se debe realizar un repaso inicial, el mismo día que se ha estudiado; repaso de mantenimiento, después de tres días de haber estudiado y el segundo a la semana; repaso final, que se realiza un día o dos antes del examen.

 

Como puedes ver, las técnicas memorísticas están relacionadas con la comprensión y la actividad del estudiante. La finalidad es hacer del conocimiento una experiencia de tipo “episódica” para que los contenidos puedan ser almacenados y retenidos por la memoria a largo plazo que es la que ayuda a recordar conceptos en períodos largos de tiempo.

 

Autor

Autor Artículo

Armando Alemán Juárez

Fuentes de Consulta

Lieberman, D. (2012).  Aprendizaje y Memoria. Investigación y Ciencia  (En Línea) 2013, (439) recuperado de http://www.investigacionyciencia.es/revistas/investigacion-y-ciencia/num...
NUÑEZ, Manuel. (1998). Cómo estudiar. Técnicas y ejercicios para mejorar la memoria y la comprensión. Barcelona: Ediciones de Librerías , S.A.
POUSADA, M., de la FUENTE, J. (2005). Gerontología: actualización, innovación y propuestas. Envejecimiento y cambio cognitivo. PINAZO, S., SÁNCHEZ, M. España: Pearson Educación.

Material Externo

Aquí podrás revisar un documento de Charles Sturt University sobre habilidades de estudio y de memoria: http://www.wiu.edu/advising/docs/study_skills.pdf
 Puedes recomendar esta aplicación gratuita para que tu asesorado se prepare para los exámenes: http://www.examtime.com/notes-software/

Conforme los estudiantes van avanzando en su trayectoria universitaria, comenzarán a buscar trabajo para forjar su carrera profesional. Como asesor, puedes apoyarlos en la creación de su currículum vitae.

 

De acuerdo a la Mtra. Ma. Luisa Pimentel Zamudio, directora de la Carrera de Administración y Recursos Humano, un currículum es la carta de presentación que le abrirá a una persona puertas ante las empresas y le ayudará a conseguir trabajo.  A continuación se presentan los mejores consejos que le puedes dar a tu asesorado para que elabore un currículum vitae efectivo:

 

  1. Resumir el CV en máximo 2 hojas tamaño carta

  2. Usar una tipografía formal como arial, verdana o helvética de 11 puntos

  3. Escribir como título del CV, tu profesión o el puesto que buscas para hacerlo más atractivo.

  4. Los temas que debes incluir son:

 

  • Datos personales:

Nombre y apellidos, edad, dirección completa, teléfono(s) y correo electrónico.

  • Formación Académica:

El asesorado debe indicar el último grado de estudios y especificar la institución en donde los curso así como la fecha. Mencionar si es estudiante de carrera profesional y el semestre, pasante o titulado. Si cuenta  con posgrados como diplomado, especialidad, maestría y doctorados, se deben incluir en esta sección.

  • Experiencia Profesional:

Debes ayudar a tu asesorado a registrar su trabajo actual o los más recientes que haya tenido. Cuando lo hagas debes asegurarte que describan las funciones realizadas en cada uno de sus empleos. Te puede ser útil emplear verbos de acción para crear oraciones “más poderosas” sobre su desempeño y acompañar frases con cifras para denotar logro. Además, debes asegurarte que esté incluido el nombre de la empresa, y la posición que el asesorado ocupó en determinadas fechas.

  • Idiomas:

Debes asegurarte que el asesorado indique el idioma y grado de dominio que maneja (nivel básico, intermedio o avanzado). En el caso del inglés, si ha aplicado el TOEFL o el TOEIC y qué puntaje obtuvo en el mismo.

  • Cursos:

Además, tu asesorado debe mencionar los cursos relacionados con su profesión o sus áreas de interés, así como la institución donde los cursó y las fechas (mes y año).

  • Programas de Cómputo:

El asesorado debe indicar el programa y grado de dominio que maneja (nivel básico, medio o avanzado).

  • Actividades extracurriculares:

Tu asesorado tiene que incluir actividades personales en las que haya participado o grupos a los que pertenezca: deportivas, culturales, de labor social, etc.

*Si no cuenta con experiencia laboral, este apartado es muy atractivo para los reclutadores porque denota competencias y habilidades personales que el asesorado ha desarrollado.

  • Áreas de interés:

 Asegurate de que el asesorado mencione en orden de importancia sus áreas de interés, es importante que las mismas tengan congruencia con el puesto al que aspira.

  • Fotografía:  

El asesorado sólo debe incluir una foto cuando el responsable de recibir el CV lo solicite y debe tomar en cuenta que esta debe ser formal, de tamaño credencial y reciente.

 

La Universidad de San Sebastián afirma que para lograr realizar un CV con posibilidades de éxito, éste necesita ser conciso, ordenado, breve, fácil de leer y sin errores de ortografía. Por esta razón, cuando ayudes a tu asesorado a realizar su CV no olvides tomar en cuenta lo antes mencionado ya que es vital para que tu asesorado sea considerado en el puesto en cuestión.

Autor

Autor Artículo

María Luisa Pimentel Zamudio

Fuentes de Consulta

Universidad de San Sebastián. (s.f.). Consejos para redactar un CV exitoso. Recuperado en: http://www.uss.cl/wp-content/uploads/2015/03/Consejos_para_redactar_un_C...
 

Material Externo

El siguiente artículo propone 6 tips que ayudarán al asesorado a crear su currículum vitae: http://www.forbes.com/sites/jonyoushaei/2014/08/27/resumes/
 

Páginas

Últimos Artículos

Extracto:

¿Has tenido un asesorado con problemas que van más allá de tu alcance y no sabes si puedes canalizarlo, debido a la confidencialidad de información? Consulta este artículo para saber cuándo es válido hablar con alguien externo para apoyar al asesorado. 

Extracto:

¿Tienes dificultades para apoyar a ciertos asesorados con problemas específicos? El siguiente artículo te dará recomendaciones útiles para tener asesorías dinámicas y encontrar los recursos necesarios para ayudar a tu asesorado. 

Extracto:

Cuando tu asesorado conoce su estilo de aprendizaje, es más fácil que éste mejore su rendimiento académico. Este artículo te ayudará a orientarlo. 

ARTÍCULO DESTACADO

¿Qué técnicas memorísticas puedo recomendarle a mi asesorado?


Si tu asesorado tiene problemas de comprensión por falta de memorización, el siguiente artículo puede ayudarte. 
 

VER MÁS

Armando Alemán Juárez

Pedagogo por la Universidad Panamericana, especialista en desarrollo de contenido e investigación del Centro de Innovación Educativa (CIE).