Artículos

Artículos

Explora esta sección y descubre propuestas sobre cómo trabajar con tus asesorados, comunicarte con ellos, establecer empatía y brindarles retroalimentación. También encontrarás algunas recomendaciones y estrategias para mejorar como asesor. No te olvides de compartir tus opiniones y experiencias en los comentarios.

Una costumbre cada vez más presente al realizar los deberes diarios es hacer varias actividades simultáneamente, pues la idea de que ser multitasking es necesario para ser más productivos y ahorrar tiempo está firmemente implantada en nuestro pensamiento. Sin embargo, no por ello es cierto. Ben Schneider (2011) afirma que ser “multitask” resta atención a las tareas más importantes porque se pierde la concentración.

Existen múltiples estudios serios que constatan que el cerebro humano no debe -y de hecho, no puede- prestar atención a más de una tarea a la vez, por ejemplo un estudio de la Universidad de Surrey (2015) afirma que no se puede mantener la atención por mucho tiempo porque ésta se dispersa y pierde el propósito de la tarea. Se han desarrollado métodos de administración de tiempo que pretenden ayudar para  ser más eficaces y disfrutar del trabajo.

La Técnica Pomodoro -creada por el italiano Francesco Cirillo (2013) se basa en un principio básico: el cerebro funciona mejor cuando concentra toda su atención en un solo concepto por periodos cortos de tiempo (25 minutos), seguidos por momentos de descanso (5 minutos); programando siempre las actividades que se deben realizar durante el día. Lo anterior permite deducir que los descansos ayudan a la relajación y gestionar las interrupciones.

Así funciona la técnica: La unidad básica de tiempo -es decir, los 25 minutos- se llaman ‘pomodoro’ y durante este lapso es vital la concentración, en una sola actividad, dejando a un lado cualquier elemento que sea un distractor -celular, correo electrónico, televisión, teléfono-; al finalizar cada ‘pomodoro’, inmediatamente dejamos de trabajar y tomamos un descanso de 5 minutos, al terminar éste, se continúan  las labores. Cada cuatro ‘pomodoros’ se toman recesos de entre 15 y 20 minutos.

 

Asimismo, en la Técnica Pomodoro es importante seguir ciertas etapas:

  1. Planear: Hay que decidir qué tarea es prioritaria. De este modo, se pueden jerarquizar los pendientes e imaginar cuánto tiempo tomará hacer cada uno.

  2. Anotar: Una vez que hemos decidido qué hay que hacer, se requiere anotarlo. Es recomendable tener dos listas: una para el trabajo que se debe realizar hoy (dejando un espacio para anotar cualquier actividad que no estaba planeada y es urgente) y otra para los pendientes a largo plazo.

  3. Registro: En nuestra lista de actividades podemos ir marcando cuántos ‘pomodoros’ se necesitan para cada actividad y cuáles ya se han terminado.

  4. Proceso: Mantener en mente las reglas de la técnica, esto es: una tarea a la vez, sin distracciones y respetando los tiempos de cada ‘pomodoro’, así como los recesos.

Pese a que los únicos instrumentos indispensables para implantar la técnica son una pluma, dos hojas y un reloj o cronómetro, su sitio oficial  ofrece la posibilidad de descargar material digital como herramienta de ayuda.

También existen aplicaciones y software -no oficial- que se puede descargar y facilitarán el uso de la Técnica Pomodoro si se necesita usar la computadora; el más completo es PomodoroApp, que puede usarse tanto en Mac como en Windows.

Finalmente, es importante tener en cuenta que, como todo método, la Técnica Pomodoro tiene límites, pues no es recomendable su uso cuando se está realizando un pasatiempo porque, de este modo, lo convertiremos en una carrera contra el reloj en lugar de un gusto. Por otro lado, hay actividades en las que será molesto escuchar una alarma cada 25 minutos, sin embargo, valdría la pena probar un cambio en la administración de tiempo y ver si, en efecto, se obtienen  buenos resultados.

Licencia de Creative Commons
Técnica Pomodoro, una forma de administración de tiempo by Fernanda Manrique is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Autor

Autor Artículo

María Fernanda Manrique Hernández

Fuentes de Consulta

  1. Cirillo, F. (2013). The Pomodoro Technique. Recuperado de http://cirillocompany.de/products/pomodoro-technique-book

  2. Schneider, B. (2011). La verdad sobre el “multitasking.” Recuperado de http://www.indracompany.com/sostenibilidad-e-innovacion/neo/blog/articulo/la-verdad-sobre-el-multitasking

  3. Surrey University (2015) Concentration Well being recuperado de http://www.surrey.ac.uk/currentstudents/health/

En el trabajo en equipo es necesario el cumplimiento de ciertos objetivos. El logro del colectivo requiere fundamentalmente la suma de esfuerzos de los miembros del equipo.

Para esto, será necesario que el estudiante trabaje de la mejor manera posible a partir de sus habilidades personales. Como asesor, puedes trabajar con los estudiantes para que ellos reconozcan dichas fortalezas que poseen y cómo pueden éstas aportar al trabajo en equipo. Como asesor debes indicarles a tus asesorados los procedimientos para mejorar las actitudes y procedimientos apropiados para el estudio, ayudándoles a identificar sus propios problemas, su estilo de aprendizaje y guiándose hacia las soluciones más acertadas (Universidad Autónoma de Chapingo, 2013).

A continuación, se enlistan algunas de las habilidades para trabajar en equipo que puedes revisar con tu asesorado:

  • Capacidad de escucha. Consiste en escuchar las opiniones de los demás, tomarlas en cuenta y reflexionarlas. Así mismo, si un compañero de trabajo comenta algo sobre lo que estoy haciendo, tomar en cuenta su comentario.

  • Efectuar preguntas. Rectificar si lo que escuchaste tiene sentido, si te quedó alguna duda, pedir que se aclare. Esto ayudará a  evitar malentendidos y problemas de comunicación.

  • Aceptar retroalimentación. Si algún compañero hace alguna crítica constructiva de tu trabajo, aceptarla y verla desde otro punto de vista para comprender el mensaje. Pensar el porqué de su retroalimentación y preguntar.

  • Aceptación al cambio. Tener apertura a nuevas formas de trabajo, así como a sugerencias que puedan cambiar la forma en la que se estaba trabajando. Ser flexible e innovar.

  • Asertividad. Saber qué es lo que se quiere comunicar y asegurarse que al hacerlo sea de manera clara y concisa de la manera que el equipo de trabajo lo comprenda lo que quiero decir.

  • Proactividad. Tener iniciativa, sugerir nuevos planes e ideas así como tener una actitud positiva ante los retos que se puedan presentar.

  • Realismo. Ser realista significa tener conciencia sobre lo factible que es llegar  al objetivo así como el camino para alcanzarlo.

Al tener en cuenta algunas de las habilidades necesarias para el trabajo en equipo, puedes ayudar a tu asesorado a reconocer cuáles son las que tiene y cuáles se deben trabajar en conjunto.

Una buena forma de conocer estas habilidades es pedirle al asesorado que reflexione sobre sus experiencias pasadas de trabajo en equipo, analice su actitud y acciones durante el proceso y enliste las que cree tener que desarrollar junto con ejemplos que lo demuestren. De igual manera le puedes pedir que enliste aquellas habilidades que se le dificultan, por qué ha ocurrido esto y tres acciones que proponga para desarrollarlas.

Esto ayudará a crear un diagnóstico de habilidades y entonces trabajar específicamente en ellas. Otra manera es preguntar al asesorado cuáles cree que sean las habilidades personales que deben de tener los miembros de un equipo efectivo y el por qué de ellas, para que posteriormente él reflexione sobre las propias.

Trabajar con casos pequeños también ayudará a que el estudiante reconozca la habilidades que tienen los personajes en un equipo de trabajo y se puede invitar al asesorado a identificar  qué habilidades posee él.

Las habilidades personales para el trabajo en equipo son esenciales para el buen funcionamiento del mismo. Aquí recae la importancia de tu influencia en el desarrollo de las mismas.

Licencia de Creative Commons
¿Cómo ayudo a mi asesorado a reconocer sus habilidades de trabajo en equipo by Paulina Gómez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Autor

Autor Artículo

Paulina Gómez Monroy

Fuentes de Consulta

  1. Universidad Autónoma de Chapingo. (2013). Programa de Asesorías de la DiCiFo. Recuperado de :http://portal.chapingo.mx/dicifo/comeaa/irf/evidencias/categoria_7_servicios_de_apoyo_a_los_estudiantes/7.1/305_programa_de_asesorias_academicas..pdf

  2. Centro de Innovación Educativa. (2013).  Guía de supervivencia para la Feria de Costos UP. ¿Cómo trabajar en equipo? México: Universidad Panamericana.

Material Externo

  1. Test de habilidades de trabajo en equipo con retroalimentación:http://a-jobs.com/recursos/Tests_Psicot%C3%A9cnicos/Mini_Test_de_Trabajo_En_Equipo.3.xhtml

  2. Artículo de las habilidades de trabajo en equipo y cómo ser un miembro efectivo: https://uwaterloo.ca/centre-for-teaching-excellence/teaching-resources/teaching-tips/tips-students/being-part-team/teamwork-skills-being-effective-group-member

  3. Puedes recomendar la película Remember the Titans a tu asesorado para reflexionar sobre la importancia de desarrollar las habilidades personales en coordinación siempre con el equipo para alcanzar las metas propuestas.
  4. ¿Qué estrategias de comunicación puedo dar a mi asesorado para que trabaje mejor en equipo?

  5. ¿Qué estrategias puedo trabajar con mi asesorado para mejorar la sinergia en los equipos de trabajo?

Primeras impresiones, ¿qué sabemos sobre ellas? Algunos afirman que la mayoría de ellas suelen ser equivocadas. Son numerosas las ocasiones en las que las apariencias engañan. Se pueden formar ideas errónea de otra persona. Sin embargo, las primeras impresiones llegan a ser de vital importancia en ciertas situaciones, puesto que muy probablemente determinan la manera en la que se desenvolverá un proceso o la continuidad que éste tenga.

Un claro ejemplo de ello es la asesoría. Puesto que se trata de una labor que llega a ser fundamental en el desarrollo y desenvolvimiento del estudiante en el ambiente universitario, y no se trata de una actividad obligatoria,  Puesto que no se trata de una actividad obligatoria, pero puede llegar a ser fundamental en el desarrollo y desenvolvimiento del estudiante, la primera impresión que das como asesor determinará en cierto grado si tu asesorado estará dispuesto a regresar o incluso, si cree que le puedes ayudar en algún momento crucial de sus estudios.

Es por ello que lo primero que tienes que hacer al iniciar un proceso de asesoría es establecer

Por ello, al iniciar un proceso de asesoría es necesario establecer primero el rapport con el asesorado. Pero, ¿a qué nos referimos exactamente? “Rapport” es una palabra que viene del francés y significa “volver a traer”. Para un proceso de orientación o durante una entrevista, el rapport se refiere a una “relación caracterizada por la armonía, confianza, acuerdo o afinidad (Enycolpaedia Britannica Company, 2012)”.

“Desarrollar una relación de confianza puede tomar tiempo y paciencia (Jucovy, 2001, p. 10)”. El rapport es la oportunidad que tienes para iniciar este recorrido. Es por ello que como asesor, tienes que planear muy bien la primera sesión que tengas con un nuevo estudiante.

Ahora bien, ¿qué puntos es necesario que tomes en cuenta para hacerlo? A continuación se presentan algunas ideas:

  • Es importante que como asesor, mantengas en todo momento el entusiasmo, así como una actitud comprensiva y de escucha activa hacia el asesorado, mostrando accesibilidad para que el alumno tenga la confianza de acercarse cuando lo necesite y sepa que estás disponible. La escucha efectiva y la empatía le dan al orientado “la calidez, la comodidad y la seguridad que necesita para facilitar un cambio positivo (Nelson, 2007, 3)”.

  • Tienes que presentarte con el asesorado. El conocimiento mutuo se irá haciendo más profundo en el desarrollo de las asesorías; pero es necesario dar una breve introducción al respecto. Por ejemplo, que el estudiante conozca tu grado de estudios, tu trayectoria profesional, tus líneas de investigación y la razón de tu  elección de carrera.

  • Del mismo modo, puedes empezar a conocer un poco a tu asesorado para identificar sus necesidades, pidiéndole que se presente o haciéndole algunas preguntas sobre su persona y cómo se siente en el ambiente universitario.

  • Hemos de explicar en qué va a consistir el proceso, cada cuánto se verán, cómo se contactarán y dejar en claro que el estudiante es el protagonista de este proceso.

  • Se debe abordar el tema de la confidencialidad de las sesiones.

  • Finalmente, brindar un espacio para resolver dudas sobre lo anteriormente tratado o sobre algún asunto de la universidad le dará al asesorado la oportunidad de intervenir de una manera más activa en la sesión. Algunos ejemplos de temas incluyen el reglamento, la importancia del inglés, créditos culturales, servicio social y horarios.

Como resultado del rapport que logres crear en esa primera sesión y del seguimiento posterior que le des, el alumno contará con la motivación necesaria para seguir acercándose a la asesoría universitaria y lograr verla como un apoyo real en este periodo de su vida.

Licencia de Creative Commons
¿Qué tengo que hacer para empezar bien las sesiones con un nuevo asesorado? by Isabel Diez Uriarte is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Autor

Autor Artículo

Isabel Diez Uriarte

Fuentes de Consulta

  1. Encyclopaedia Britannica Company. (2012). “Rapport” en Merriman - Webster Dictionary. Recuperado de: http://www.merriam-webster.com/dictionary/rapport.

  2. Jucovy, L. (2001). Building Relationships: A Guide for New Mentors. Estados Unidos: National Mentoring Center at Northwest Regional Educational Laboratory.

  3. Nelson, P. (2007). An Easy Introduction to Egan’s Skilled Helper Solution Focused Counselling Approach. Recuperado de: http://mystrongfamily.co.uk/downloads/PDFs/SFP-EasyIntroToEgan.pdf

Material Externo

  1. ¿Qué debe hacer un asesor? ¿Cómo iniciar una conversación con el asesorado? ¿Qué habilidades se necesitan desarrollar? Para dar respuesta a éstas y muchas más preguntas, puedes consultar esta pequeña guía y enriquecer tu práctica: http://www.grad.washington.edu/mentoring/faculty/what-a-mentor-does.shtml
  2. ¿Qué implica tener empatía en la asesoría universitaria?

  3. ¿Existe un orden lógico de temas que tenga tratar en las sesiones de mi asesoría?

  4. ¿Cómo puedo hacer una entrevista efectiva para mis asesorías?

La entrevista es el factor decisivo para la contratación del candidato. Es necesario impactar al reclutador y demostrar las competencias. De cada 100 entrevistados,  sólo 10 pasan a una segunda entrevista y únicamente 3 son contratados. Esto demuestra que  muchas veces los candidatos no van preparados para la entrevista. Como asesor, puedes contribuir a cambiar estas estadísticas y lograr que tus estudiantes consigan el puesto que buscan.

La empresa de outsourcing Adecco, afirma en la guía de la entrevista que este es el factor más importante para conseguir el puesto que se busca,ya que se trata de la primera impresión.  

La Mtra. Ma. Luisa Pimentel, Directora de la Carrera de Administración y Recursos Humanos , comparte los mejores consejos que puedes dar a tu asesorado sobre el  tema:

Antes de la entrevista: Cómo prepararte

  • El asesorado deberá redactar su curriculum vitae de manera que sea breve, sencillo, impactante, y de preferencia en una  sola cuartilla. Conviene también que lo lleve impreso aunque ya lo haya enviado vía electrónica al reclutador.

  • El currículum del asesorado tiene que recabar en forma general información acerca de la empresa.

  • La primera impresión jamás se olvida, por lo que es importante proyectar una imagen profesional. La imagen no sólo es visual (física), sino también tiene que ver con aspectos tales como la forma de hablar, la expresión y el lenguaje corporal.

Una imagen profesional femenina se logra con:

a) Traje sastre de dos piezas, de preferencia en color oscuro, como el azul marino, el negro o el gris oscuro. Falda no muy corta (elegante, pero no sexy).

b) Blusa de color claro, no transparentes o escotadas.

c) Zapatos de línea conservadora, que reflejen profesionalismo sin sacrificar la comodidad.

d) Maquillaje discreto, uñas limpias y cuidadas.

Una imagen profesional masculina se logra con:

a) Traje de corte clásico, de preferencia gris, o azul marino. El negro puede parecer demasiado serio.

b) Camisa lisa de color claro. Cuello y puños impecables.

c) Corbata, también lisa o con pequeños detalles o estampados.

d) Zapatos con agujeta, de corte clásico, de preferencia en color oscuro, a juego con el traje.

Durante la entrevista:

1) INICIO: Primer impacto que se da al entrevistador. Es necesario:

  • Puntualidad (llegar 10 o 15 min. antes de la cita).

  • No ir acompañado, sería una señal de inseguridad.

  • Cuidar el vestuario (imagen profesional).

  • Saludo: apretón de manos, mirada, sonrisa natural.

  • Controlar los nervios.

  • Tono de voz firme y claro.

  • Decir la verdad, ser honesto.

  • No sobrevalorarse.

2) Zona de preguntas: Algunos ejemplos son:

  • Háblame acerca de ti

  • ¿Qué sabes de nuestra compañía?

  • ¿En dónde te ves de aquí a un año?

  • ¿Cuál es tu principal virtud?

  • ¿Cuál es tu defecto más grande?

  • ¿Cómo defines el éxito?

  • ¿Cuál ha sido tu mayor fracaso?

  • ¿Cuál es tu logro más importante?

3) Cierre:

  • Lo marca el entrevistador.

  • Antes de salir, preguntar sobre los pasos a seguir para continuar con el proceso de selección.

¿Qué puedes preguntar el asesorado?:

  • ¿Qué oportunidades de crecimiento hay dentro de la empresa?

  • ¿A cuántas personas se les está entrevistando para este puesto?

  • ¿Cuál es el siguiente paso?

  • ¿Cuándo se tomará una decisión?

Algunos de los errores principales durante la entrevista incluyen:

  • Dejar prendido el celular y contestar.

  • Tratar de caerle bien al entrevistador.

  • Comentar que tienes otros proyectos entre manos (estudios, negocio propio, etc).

  • Hablar mal de la empresa o del jefe anterior.

  • No concretar una respuesta o hablar demasiado.

  • No ser uno mismo (poco honestos).

  • Salir de la entrevista sin información (seguimiento del proceso).


 

La mejor manera de causar una buena impresión es ser auténtico, siempre tener una actitud positiva y una sonrisa sincera. De esta forma el asesorado tendrá más oportunidades de éxito en sus entrevistas laborales.

Licencia de Creative Commons
¿Qué consejos le puedo ofrecer a mi asesorado para sus entrevistas laborales? by María Luisa Pimentel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Autor

Autor Artículo

María Luisa Pimentel Zamudio

Fuentes de Consulta

Adecco. (s.f.). Guía para entrevistas exitosas. Recuperado de http://www.adecco.es/_data/BuscarTrabajo/pdf/GuiaEntrevistasExitosas.pdf

Material Externo

Consulta esta infografía de Walmart: Consejos en una entrevista laboral. http://es.paperblog.com/siete-consejos-para-tener-exito-en-una-entrevist...

  1. Ayude a su asesorado a crear su currículum.

  2. ¿Cómo oriento a mi asesorado para que elija adecuadamente su área laboral?

Uno de los problemas más frecuentes con los que los asesorados se enfrentan es la organización de tiempos. Al entrar a la universidad, los estudiantes cambian su ritmo de vida, se encuentran frente a nuevos retos, el nivel de dificultad incrementa cada semestre y se ven inmersos en una larga lista de tareas a realizar. El universitario tiene que encontrar un balance entre sus clases, tareas, exámenes, proyectos y sus hobbies, intereses, tiempo de descanso y vida cotidiana.

Es importante que en el asesor universitario, el estudiante encuentre un apoyo y consejos prácticos para lograr tal equilibrio. Como asesor, por lo tanto, puedes compartirle tu experiencia y ser su guía en la transición. Cuando el estudiante logra organizarse, gana tiempo, está motivado, deja de evitar las tareas, revisa su trabajo y se reduce su ansiedad (Duke University, s.f.).

A continuación se presentan diez sugerencias para que el estudiante logre esta organización de tiempos:

1. En primer lugar, hay que orientar al asesorado para que sepa priorizar. Es decir, que pueda distinguir entre los que es importante y urgente, y lo que es importante pero poco urgente.

2. Ayudarlo a reconocer que hay que darle tiempo a las dos categorías, ya que ambas son importantes. Es por ello que hay que agendar lo que no es urgente para tener tiempo de realizarlo.

3. Establecer metas realistas, poniendo fechas límite y escribirlas.

4. Que el estudiante se pase unos días llenando un horario con lo que hace a diario, incluyendo pequeñas actividades. Tras haber realizado este ejercicio, podemos reflexionar con él en torno a su manejo del tiempo y empezar a transformarlo.

5. Promover la utilización de una agenda. Pocas veces recordamos las tareas cuando no las anotamos.

6. Visualizar todo el semestre a través de un calendario. En él, el alumno podrá registrar los trabajos y exámenes importantes para tenerlos presentes.

7. Centrarse en una tarea a la vez y tener una libreta siempre a la mano por si tenemos alguna idea para otro proyecto. Si sucede, en lugar de dejar lo que estamos haciendo, podremos escribirla y retomarla más tarde.

8. Dividir los proyectos en varias actividades y el estudio en varios días. No se puede hacer todo de un día para otro.

9. Encontrar algo que disfrutar en lo que sea que se esté haciendo.

10. Dar tiempo para uno mismo; es decir, destinar tiempo para descansar, tener un hobby o realizar actividades recreativas.

Cuando ayudes al estudiante en cuanto a la organización de tiempos, debes recordar que existen muchos estilos para lograrlo.  Es por ello que a través de estas sugerencias, el estudiante podrá explorar y descubrir lo que más le acomoda. Al organizar sus tiempos, el asesorado podrá cumplir sus metas, así como disfrutar de su tiempo.

Licencia de Creative Commons
¿Qué consejos le puedo dar a mi asesorado para que aprenda a manejar su tiempo en la universidad? by Isabel Diez Uriarte is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Autor

Autor Artículo

Isabel Diez Uriarte

Fuentes de Consulta

  1. Duke University. (s.f.). Effective Time Management. Estados Unidos: Academic Resource Center. Recuperado de: http://arc.duke.edu/documents/Effective%20Time%20Management.pdf

Material Externo

  1. ¿Quieres conocer más consejos de la organización de tiempo para  para tus asesorados? Aquí encontrarás un sistema simple, con algunos recursos de organización: http://lsc.cornell.edu/Sidebars/Study_Skills_Resources/SKResources.html

  2. ¿Buscas más ideas para ayudar a tus asesorados en el manejo del tiempo? Descubre los consejos que nos da la Clínica Mayo:http://www.mayoclinic.com/health/time-management/wl00048
  3. ¿Cómo ayudo a mi asesorado a manejar el estrés?

  4. ¿Cómo potenciar el rendimiento académico de mis alumnos?

Aprender es una tarea que desempeñamos durante toda la vida. La sociedad nos exige cada vez más que estemos siempre dispuestos a adquirir nuevos conocimientos. La universidad no es la excepción; el alumno necesita contar con ciertas competencias para adquirir los conocimientos, habilidades y aptitudes necesarias para enfrentarse después al mundo laboral. Una de estas competencias es la lectura inteligente.

La lectura inteligente o lectura eficiente es “la capacidad de comprensión, aplicación, análisis, síntesis, comparación, memorización, paráfrasis, valoración, constatación, inferencia, selección, utilización, proyección, creación, manipulación de la información que proporcionan los textos, la lectura” (NÚÑEZ, E. 2005, p.10). Es decir, implica el uso sutil de la información del texto que se está leyendo de manera reflexiva.

Para comenzar, es menester saber prepararse antes de leer un texto. Esto significa que el asesorado necesita recordar los siguientes conceptos clave:

  • Disposición a la lectura: La solución es promover el interés y pensar en los beneficios que se obtendrán de ella.

  • Distracciones internas: Evitar el diálogo interior a dos voces que inundan de imágenes o ideas al alumno.

  • Distracciones externas: Evitar aquellas distracciones que desde afuera interrumpen la concentración en el texto.  

 

Éstos son los pasos para desarrollar la capacidad de lectura inteligente:

  1. Hojear: Si estamos delante de unos apuntes, revisaremos los títulos de los diferentes apartados de forma que nos hagamos una visión de conjunto. Así también actuaremos ante un libro. Leeremos el índice, la introducción, el texto de la cubierta y el prólogo. Después leeremos rápidamente los primeros párrafos de cada apartado para tener una idea general del texto.

  2. Leer: Esta sería la primer lectura del texto, la lectura debe estar guiada por la intención de comprender y debe ser activa: con el lápiz o pluma en la mano, y con la mente en actitud de investigación. Se recomienda tener una actitud crítica también, es decir, contestarse preguntas como: ¿de dónde forma parte el texto?, ¿en qué influye?, ¿qué lo influye?, ¿cómo se describe?, ¿con qué se compara?, ¿qué preguntas me quedan?, ¿qué me parece interesante?

  3. Comprender: Comprender significa que hemos adquirido un conocimiento que se aplica a otras situaciones además de al contexto que se nos ha presentado. Para llegar a la comprensión de un texto es necesario:

a) Analizar: Ver las partes que componen un texto, las ideas y conceptos que trata. Para hay que detenerse en cada apartado y subapartado de un capítulo. Es decir, tomar el lápiz y anotar en el margen derecho de cada párrafo como corresponde: (]) corchete, para indicar lo que se tiene que memorizar a la perfección; (}) llave, para indicar que ese párrafo se puede resumir; (?) cuadro, para destacar la situación de las ideas principales, (*) asterisco, para señalar citas importantes, (?) interrogante, para advertir si hay alguna idea complicada en la que hay que detenerse.

b) Subrayar: Con el subrayado destacaremos las ideas principales de forma coherente. Podemos establecer una jerarquía según la importancia, distinguiendo entre subrayado doble, sencillo y entrecortado. No hay que subrayar párrafos enteros y menos aún páginas enteras. Cuando varias líneas nos parezcan interesantes se puede colocar a su derecha un par de rayas verticales.

c) Sintetizar: A partir de las frases y palabras subrayadas se elabora un resumen que tendrá una extensión aproximada de una cuarta parte del texto original. También se puede realizar un esquema para sintetizar o un cuadro sinóptico.

Licencia de Creative Commons
¿Cómo hago que mi asesorado desarrolle la competencia de lectura inteligente? by Armando Alemán Juárez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Autor

Autor Artículo

Armando Alemán Juárez

Fuentes de Consulta

1. NÚÑEZ, E. (2005). Didáctica de la lectura eficiente. México: UNAM.

 

2. NUÑEZ, M. (1998). Cómo estudiar. Técnicas y ejercicios para mejorar la memoria y la comprensión. Barcelona: Ediciones de Librerías, S.A.

Material Externo

Aquí podrá ver una lista de aplicaciones para iPad sobre mejorar la comprensión de lectura para recomendarle a sus asesorados. 

 

https://goo.gl/PMPFq5​

Podría entenderse como autoconocimiento “el conjunto de conceptos, representaciones, juicios y valoraciones que hacemos de nosotros mismos, y constituye un elemento clave en la construcción de la identidad personal” (Aldámiz-Echeverría, 2005,  p.16).  Es decir, mediante el autoconocimiento la persona comprende sus comportamientos, gustos, decisiones y la manera en la que actúa. Incluir en nuestra vida diaria la disposición de vernos a nosotros mismos y reflexionar sobre nuestras capacidades y aprendizajes cotidianos, nos impulsa a tomar las decisiones necesarias para mejorar y formarnos continuamente.

El autoconocimiento es un proceso dinámico, no ocurre de un día para otro y lleva tiempo desarrollarlo. Una de ellas es la autorreflexión.

La autorreflexión se puede desarrollar por medio de preguntas. Las siguientes, pueden ayudar a tu asesorado a conocerse mejor, pues van dirigidas a indagar sobre lo que desea y es importante para él. No están hechas para ser respondidas rápidamente y una sola vez, sino para que el alumno las piense continuamente. Recuerda que no hay una respuesta final, por tratarse de un descubrimiento continuo, y las respuestas pueden cambiar conforme pasa el tiempo.

A continuación ofrecemos algunas preguntas que pueden promover el autoconocimiento en tu asesorado, Están organizadas por categorías, y cabe señalar que ninguna respuesta es correcta o incorrecta, sino trascendental en la vida de cada alumno:

Para pensar en el objetivo de  vida del asesorado:

  • ¿Qué es lo más importante en este momento de mi vida?

  • ¿Qué es lo que más valoro? ¿Qué es importante para mí?

  • ¿Alguna vez he deseado ser diferente? ¿Qué deseo? ¿Por qué no es de esa manera?

  • ¿Qué me gustaría poder decir de mi vida antes de que sea demasiado tardepara hacer algo al respecto?

  • ¿Qué hace falta en mi vida?

  • ¿Qué me motiva a hacer más de lo necesario?

  • Si ya no tuviera que estudiar o trabajar más, ¿cómo pasaría mi tiempo? ¿Haciendo qué? ¿Con quién?

Para pensar sobre las áreas de vida más importantes del asesorado:

  • En mi vida personal, escolar y profesional, ¿qué aspectos me apasionan más?

  • Cuando estoy haciendo actividades escolares, ¿qué es lo que más disfruto?

  • ¿Qué actividades familiares disfruto más?

  • Cuando estoy haciendo actividades del trabajo, ¿qué es lo que más disfruto?

  • De todo lo que hago, ¿qué me hace feliz?

  • De la familia, trabajo, escuela y amigos, ¿a qué le doy más tiempo? ¿a qué le doy más importancia?

Para detectar las habilidades del asesorado:

  • En la escuela, ¿en qué materias me va mejor? ¿Por qué creo que es así?

  • Cuando tengo un trabajo escolar en equipo, ¿qué tareas se me facilitan más?

  • En general, ¿en qué soy bueno?

  • ¿Qué ven los demás en mí como una fortaleza?

  • ¿Qué aspectos de mi persona me distinguen de los demás?

Para pensar las actitudes y valores más concurrentes en el asesorado:

  • En la escuela, ¿cómo trato a mis compañeros?

  • En mi familia, ¿cómo trato a los demás?

  • ¿Cómo me han dicho los demás que soy?

  • ¿Soy congruente con lo que pienso, digo y actúo?

  • ¿Qué actitudes me han hecho ser la persona que soy?

  • ¿Cómo actúo en una situación de miedo? ¿En una tranquila? ¿Bajo presión?

  • ¿Cuáles con mis valores?

  • ¿Qué jerarquización le doy a esos valores?, es decir, ¿cuáles son los más y menos importantes?

  • ¿Qué pienso de la ética? ¿La practico en mi vida?

Un análisis como este puede brindar información clave para que una persona se conozca mejor; puede apuntar también hacia lo que se tiene que resolver,  o  bien señalar un punto de partida. Cada una de las áreas se puede ampliar desarrollando toda una serie de preguntas.

Es importante inculcar en los asesorados el hábito de la autorreflexión para alcanzar el autoconocimiento. Para ello, el alumno debe lograr identificar sus fortalezas y habilidades, para potenciarlas, así como aquellos aspectos negativos en los que debe trabajar para mejorar,t odo ello  a través del análisis de su conducta ante ciertas circunstancias y sobre sus reacciones ante los retos de la vida diaria; también implica sus gustos, objetivos, sueños y su personalidad.

Licencia de Creative Commons
¿Cómo puedo promover el autoconocimiento en mi asesorado? by Armando Alemán juárez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Autor

Autor Artículo

Armando Alemán Juárez

Fuentes de Consulta

  1. Aldámiz Echeverría, M.M. (2005). ¿Cómo hacerlo? Propuestas para educar en la diversidad. Barcelona: Editorial Graó.

  2. Celestine Chua. (2010). 101 important questions to ask yourself. Personal Excellence. Recuperado de : http://personalexcellence.co/blog/101-questions-to-ask-yoursel/

  3. Mind Tools LTD. (1996-2013). Personal SWOT Analysis. Making the most out of your talents and opportunities. Recuperado de: http://www.mindtools.com/community/pages/article/newTMC_05_1.php

  4. Skiffington, S. (2000). Guía completa de Coaching en el trabajo. Mc Graw-Hill Profesional.

Material Externo

  1. En el siguiente link encontrarás información valiosa sobre cómo conocerse a uno mismo de una manera más completa: http://www.nlpcanada.com/resources/free-to-read/free_ebook_download.pdfhttp://www.nlpcanada.com/resources/free-to-read/free_ebook_download.pdf
     

En días anteriores se llevó a cabo una entrevista con el doctor Héctor Zagal, profesor y asesor universitario de la carrera de Filosofía por más de treinta años. El doctor compartió su experiencia como asesor, reflexionando y sugiriendo algunas recomendaciones respecto a los retos en la Asesoría Universitaria.  

Como afirma el Dr. Zagal la asesoría es una herramienta de crecimiento personal y profesional para el asesor y sus alumnos, en donde la formación integral asume un papel fundamental . Partiendo de esta premisa, el doctor  presenta algunas recomendaciones para lograr sesiones exitosas:

  • Recordar que la asesoría implica fomentar el desarrollo integral de los alumnos.

  • Conocer al asesorado, sus gustos, fortalezas, debilidades y áreas de oportunidad.

  • Promover una cultura de confidencialidad y protección de datos.

  • Ser generoso y comprensivo con el tiempo de cada alumno.

  • Planear cada sesión tomando en cuenta el estilo de asesoría predominante.  

  • Planear cada sesión con un tiempo de media hora aproximadamente (si el tema lo requiere, la sesión puede alargarse).

  • Llevar un control y registro de cada sesión.

  • Encontrar tiempo para cada sesión tomando en cuenta los horarios del alumno.   

  • Reunirse con el asesorado antes y después de cada examen.

  • Dar seguimiento  a  calificaciones, tareas, y trabajos.

  • Cuando el problema supere la capacidad del asesor, hablar con el coordinador de asesoría de su escuela o facultad.  

  • Exigirle cuando sea oportuno, pero sin dejar de ser comprensivo.

  • Organizar tiempos y tareas del asesor.

  • Evitar que el asesorado acuda a la asesoría de último momento, cuando ya presente un problema mayor.

Con base en su experiencia, el doctor también comparte algunas propuestas de mejora para la Asesoría Universitaria:

  • Fomentar la selección de asesorados que compartan perfiles similares con sus asesores: primer bloque, segundo bloque, tercer bloque. Esto ayudará a tener una mejor visión de contenidos.

  • Contar con un espacio físico donde el estudiante pueda encontrar a su asesor.

  • Promover la figura de asesor de tiempo completo.

  • Lograr que cada asesor tenga el número adecuado de asesorados de acuerdo a sus responsabilidades y carga de trabajo.

Licencia de Creative Commons
Buenas prácticas de un asesor universitario, enrevista al Doctor Héctor Zagal by Paulina Gómez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://asesoria.up.edu.mx/articulo/buenas-pr-cticas-de-un-asesor-universitario-entrevista-al-doctor-h-ctor-zagal.

Autor

Autor Artículo

Paulina Gómez Monroy

Material Externo

Si quieres saber más sobre el contenido de la entrevista, te invitamos a ver el siguiente video: http://youtu.be/4Ne09_ENbSI

 

En la carrera universitaria es imprescindible que el alumno se relacione con sus compañeros. El tipo de comunicación entre estudiantes tendrá influencia en la dinámica del grupo, hecho que puede afectar el rendimiento escolar de los asesorados (Pulgar, 2005, p. 25).

Uno de los retos en la Asesoría Universitaria es ayudar al alumno a reconocer los diferentes roles que existen en la dinámica grupal. Pero, ¿qué es la dinámica grupal? Para González (2003), la dinámica grupal es la interacción de personas que se da al reunirse con un fin común. Además, dentro de la dinámica hay movimiento entre los individuos y su contexto personal (2003).  Lo anterior permite concluir que cada persona tiene un rol diferente dentro de la dinámica del grupo.

¿Cómo puedes usar esta información en beneficio de tu asesorado? Parcerisa menciona que las relaciones en un grupo influyen de manera significativa la creación de ambientes de aprendizaje (2006, p. 22). Como asesor, puedes ayudar a tu asesorado a identificar el rol que desempeña él y sus compañeros en la dinámica de grupo, con el fin de reflexionar y modificarlo de manera positiva, si fuera necesario.

A continuación te presentamos los diferentes roles que existen, su descripción, y una estrategia para estimularlo o desalentarlo, según sea el  caso (Werba & Horowitz, 2007):

Roles Positivos Descripción: ¿Cómo identificarlos? Estrategia para estimular o beneficiarse del rol
Aclarador Sintetiza después de la discusión. Cuando existan diferentes puntos de vista, la persona con este rol puede enlazar las distintas ideas y darles coherencia.
Interrogador Formula preguntas que llevan a la reflexión. Pide aclaraciones para asegurarse que todos están claros sobre el tema. Cuando un trabajo esté terminado, el interrogador puede verificar  todos los detalles.
Alentador Estimula al grupo y lo anima. Cuando los integrantes del salón se sientan cansados, el alentador puede incitarlos a seguir adelante, recordándoles las razones por las cuales iniciaron.
Activador Impulsa al grupo a tomar decisiones de manera efectiva. Cuando los integrantes del grupo pierdan de vista el punto central, el activador puede retomar el tema para lograr mayor eficiencia.
Roles Negativos Descripción: ¿Cómo identificarlos? Estrategia para desalentar
Negativo Rechaza las ideas y es pesimista. El alentador puede impulsar a la persona negativa a ver las situaciones de distinta forma, proponiendo ejemplos de éxito.
Desertor Es indiferente y apático. El interrogador puede hacer preguntas al desertor para estimular su participación en el grupo.
Timido y callado No participa. El activador puede incitar a esta persona a dar su punto de vista, mostrando que su opinión es importante para el grupo.
Agresor Demuestra hostilidad hacia el resto del grupo.

Demuestra hostilidad hacia el resto del grupo.

 

 

Los roles y las estrategias expuestas en la tabla anterior no son exhaustivas, sin embargo, durante una sesión con tu asesorado, puedes ayudarlo a identificar el rol que más se adecúe a su personalidad.

Licencia Creative Commons
El asesorado y la dinámica grupal por Montserrat Armesto Camargo se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://asesoria.up.edu.mx/articulo/el-asesorado-y-la-din-mica-grupal.

Autor

Autor Artículo

Georgina Montserrat Armesto Camargo

Fuentes de Consulta

  1. González, J.J. (2003). Interacción grupal y psicopatología. México: Plaza y Valdés.

  2. Parcerisa, A. (2006). Materiales curriculares: Cómo elaborarlos, seleccionarlos y usarlos. Barcelona: Grao.

  3. Pulgar, J.L. (2005). Evaluación del aprendizaje en educación no formal. Madrid: Narcea

  4. Werba M., Horowitz, E. (2007). Dinámica Grupal [documento pdf.]. Recuperado de: http://www.nativ.org.uy/menu/dinamicagrupal.pdf

Material Externo

  1. La Universidad Oberta de Catalunya presenta un material docente titulado “Dinámica de Grupos”, en donde realiza un estudio exhaustivo del tema. Si te interesa saber más acerca de la dinámica grupal, este documento te será de gran utilidad: http://psyciencia.com/wp-content/uploads/2012/11/DINA_MICA-DE-GRUPOS.pdf
     

Es la segunda vez que Antonio, alumno de primer semestre, acude a una asesoría. El motivo es que necesita saber dónde encontrar recursos para sus trabajos escolares. Su asesor decide mostrarle JSTOR, biblioteca digital con más de 1,900 artículos académicos, 19,000 libros y 2 millones de fuentes primarias (JSTOR, 2000-2015).

Para ello le da las siguientes indicaciones:

  1. Para comenzar, ingresa al sitio web de la UP: http://www.up.edu.mx/es

  2. Da click en la pestaña Servicios UP que se encuentra del lado superior derecho y  selecciona Biblioteca.

“Aparecerá una pantalla con distintas opciones. Selecciona la titulada Recursos Electrónicos.

Ya en  la base de datos, busca la biblioteca JSTOR y da click en la imagen.

Selecciona Login en la esquina superior derecha.

“En la sección Search by name, debajo de Login via an institution, busca a la UP escribiendo el nombre en inglés: Panamerican University, y presiona Search.”

Debajo del título Institution Results aparecerá el nombre de la UP. Da click en la liga del lado derecho que dice Login.  Aparecerá un recuadro… (continuar como el párrafo anterior).Te aparecerá un recuadro pidiendo nombre de usuario y contraseña; estos deberán ser los mismos que utilizas para tu cuenta de correo de la UP y Moodle, es decir, tu ID y tu contraseña.”

Licencia Creative Commons
Cómo utilizar JSTOR en la búsqueda de información por Montserrat Armesto Camargo se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://asesoria.up.edu.mx/articulo/c-mo-utilizar-jstor-en-la-b-squeda-de-informaci-n.

Autor

Autor Artículo

Georgina Montserrat Armesto Camargo

Fuentes de Consulta

  1. ITHAKA. (2014). Using JSTOR. [Presentación de Power Point]. Recuperado de: http://support.jstor.org/core-functionality

  2. JSTOR. (2000-2015). New to JSTOR? Learn more about us. Recuperado de: http://about.jstor.org/10things

Material Externo

Biblioteca digital con artículos y libros en inglés: http://www.oxfordjournals.org/en

Páginas

Últimos Artículos

Extracto:

¿Has tenido un asesorado con problemas que van más allá de tu alcance y no sabes si puedes canalizarlo, debido a la confidencialidad de información? Consulta este artículo para saber cuándo es válido hablar con alguien externo para apoyar al asesorado. 

Extracto:

¿Tienes dificultades para apoyar a ciertos asesorados con problemas específicos? El siguiente artículo te dará recomendaciones útiles para tener asesorías dinámicas y encontrar los recursos necesarios para ayudar a tu asesorado. 

Extracto:

Cuando tu asesorado conoce su estilo de aprendizaje, es más fácil que éste mejore su rendimiento académico. Este artículo te ayudará a orientarlo. 

ARTÍCULO DESTACADO

¿Qué técnicas memorísticas puedo recomendarle a mi asesorado?


Si tu asesorado tiene problemas de comprensión por falta de memorización, el siguiente artículo puede ayudarte. 
 

VER MÁS

Armando Alemán Juárez

Pedagogo por la Universidad Panamericana, especialista en desarrollo de contenido e investigación del Centro de Innovación Educativa (CIE).